"Año de la lucha contra la corrupción e impunidad"
Viernes, 24 de Mayo de 2019

Cenepred: Más de 280 mil ancashinos en riesgo “muy alto” por lluvias

Documento de la entidad nacional detalla cuántas viviendas, colegios, postas y qué distritos de Áncash están en peligro

Fuente: Melodia Andina

Categoria Mundo

Subido el 2019-02-16

Vistos 62

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) ha emitido una nueva alerta de precipitaciones, pero esta vez para las regiones del norte del país, entre ellas Áncash.

El pronóstico de la institución advierte lluvias de regular intensidad en diversas ciudades del norte desde hoy 14 de febrero hasta el domingo 17 del corriente. El Senamhi no ha descartado que las precipitaciones pluviales puedan alcanzar el nivel de las mismas que se presentaron en marzo de 2017 en el norte.

ALARMA

La alerta del Senamhi rápidamente ha despertado preocupación en los moradores de los pueblos norteños, que aún no se han recuperado de los daños ocasionados por el devastador Fenómeno del Niño Costero de hace dos años.

Un documento que acompaña al pronóstico del Senamhi es la estimación de riesgos a nivel nacional por lluvias del 14 al 19 de febrero, que ha sido elaborado por el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred). En el se detalla cuánta es la población en riesgo por cada región y distrito así como los niveles de impacto a los que se encuentran expuestos por las precipitaciones.

Son cuatro los niveles de impacto que ha establecido el Cenepred: muy alto, alto, medio y bajo. Los más preocupantes son, sin duda, los dos primeros.

En el caso de Áncash el informe indica que hay 91 distritos que están en riesgo “muy alto”. Se trata de un total de 280, 696 ancashinos que podrían ser afectados por las próximas precipitaciones.

De igual manera, el Cenepred considera que hay un riesgo muy alto para 81,221 viviendas en Áncash, así como para 249 establecimientos de salud y 1,648 instituciones educativas.

De otro lado, consideran un riesgo “alto” (el segundo nivel de impacto) para 311,275 ancashinos distribuidos en 62 distritos. Respecto a viviendas, hay 82,296; los establecimiento de salud alcanzan los 177 y los locales de instituciones educativas son contabilizados en 1,003.

INDICADORES

El documento del Cenepred toma como base los estudios de tierras del Instituto Geológico, Minero, Metalúrgico (Ingemet), además de los resultados de los censos que hace el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) sobre los niveles socioeconómicos al interior del país, explica la especialista del Cenepred, Karina Obregón Acevedo.

“El Ingemmet es el que hace el mapeo de los niveles de susceptibilidad y con los escenarios de lluvias se hace una estimación de cuál podría ser el impacto en la población”, detalló a Correo Chimbote la funcionaria.

Dijo que para determinar la condición de “alto riesgo” y “riesgo” de una zona, mucho tienen que ver las condiciones geográficas, la ubicación y la cercanía a quebradas o cerros.

El Cenepred elabora un documento de escenarios de riesgos por cada alerta emitida por Senamhi. La población puede acceder a él desde la página web.

SIERRA

Obregón Acevedo, sostiene que en el caso de Chimbote - como distrito - está considerado dentro de un nivel de riesgo, pero es moderado. En la provincia del Santa, el distrito que tiene el mayor riesgo, menciona, es Macate.

El Cenepred estima que la mayor afectación, en caso se cumpla el pronóstico de lluvias, lo tendrían los distritos de la sierra de Áncash, tales como Huaraz, Aija, Bolognesi, Carhuaz, Huari.

También tenemos a las jurisdicciones de Antonio Raimondi, Bolognesi, Carlos Fermín Fitzcarral, Casma, Mariscal Luzuriaga, Recuay, Huarmey y Ocros.

Si revisamos el detalle, por ejemplo, en Casma, encontramos en riesgo alto a los distritos de Buenavista y Yaután. En el caso de Huarmey, están en muy alto riesgo Huayán y Cochapetí; mientras que el distrito de Malvas está en riesgo alto.

En Pallasca, muy cerca de la zona costa de la región, los distritos para los cuales se ha determinado muy alto riesgo son Conchucos, Lacabamba, Llapo, Pallasca, Pampas y Tauca. Para los distritos de Bolognesi, Huacaschuque, Huandoval y Santa Rosa, solo se los ha catalogado como en riesgo alto. Las provincias de Huaylas y Carhuaz son los que concentran la mayor cantidad de distritos con alto riesgo.

BALANCE

El Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Áncash ha validado las cifras expuestas por el Cenepred. La jefa de esta plataforma, Fabiola Vizcarra ha exhortado a la población a tomar las medidas de prevención del caso, ante el aviso de lluvias .

La funcionaria detalló que hasta el momento las lluvias intensas, desbordes y huaicos han dejado 150 afectados y 40 damnificados en toda la región, así como otras cinco personas muertas en emergencias presentadas en las provincias de Pomabamba y Sihuas.

En cuanto a la afectación de servicios, por ahora solo se mantiene el problema en la provincia de Pomabamba.

PREVENCIÓN

La Plataforma Provincial de Defensa Civil del Santa también se ha sumado al llamado de atención a la población para estar preparados ante una eventual lluvia intensa.

El secretario técnico de Defensa Civil, Luís Giancarlo Ventura Vásquez, dijo que la población en riesgo se encuentra en los pueblos que se han formado en las faldas del cerro San Pedro, debido al precario material con el que están hechas sus viviendas y deficientes instalaciones eléctricas.

“En Chimbote tenemos la zona alta de San Pedro que es una zona altamente vulnerable. Hemos hecho la visita por estos lugares para constatar las necesidades y brindarles ayuda. Se les ha recomendado que mejoren sus instalaciones eléctricas y de esta forma evitar corto circuitos”, señaló.

En otro momento aseveró que ya cuentan con el informe técnico con los puntos críticos para solicitar la declaratoria de emergencia en ocho distritos restantes que componen la provincia del Santa y la ampliación de la medida para el distrito de Chimbote.

Detalló que el requerimiento será elevado al Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y posterior a ello a la Presidencia de Consejos de Ministr os (PCM) para su aprobación.

Precisó que en la provincia hay preocupación por los márgenes de los ríos y casas que no reúnen las condiciones para soportar lluvias intensas.

PIDE RECURSOS

Si bien el gobernador regional de Áncash, Juan Carlos Morillo Ulloa ha saludado la medida de declaratoria de emergencia por lluvias intensas para las provincias de Pomabamba y Sihuas, considera que el Ejecutivo tiene que destinar recursos para poder hacer frente a los estragos de la naturaleza.

Y es que la declaratoria de emergencia, tal y como se ha dado, solo agiliza la inversión de recursos, sin embargo estos deberán ser desembolsados de los presupuestos de los gobiernos regionales y gobiernos locales.

“Lo que nosotros queremos son recursos económicos para poder actuar de una manera rápida, dinámica y masiva, porque podemos empezar con las defensas ribereñas, pero para eso requerimos de presupuesto del Ejecutivo”, declaró.

La autoridad regional también precisó que mientras llegue financiamiento del Ejecutivo, su gestión seguirá atendiendo las emergencias en toda la región de forma rápida como se viene haciendo en Pomabamba, Sihuas, Caraz, Casma y Huarmey.